PULPA – Mariana Guerrero

PULPA – Mariana Guerrero
  • 13/06/2020 -

PULPA – Mariana Guerrero

          Mirá todas las obras aquí:

        Sin Título 5. Monocromos, 2018 – 19. Óleo sobre tela. 70 x 120 cm

      El pensamiento. Monocromos, 2018 – 19. Óleo sobre tela. 74 x 122 cm.

      SIN TÍTULO 6. MONOCROMOS, 2018 – 19. ÓLEO SOBRE TELA . 70 X 120  CM.

SIN TÍTULO 4. 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

    SIN TÍTULO 9. 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

       SIN TÍTULO 11. 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

       SIN TÍTULO 12. 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

        SIN TÍTULO 15. 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

     SIN TÍTULO 16. AÑO 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

SIN TÍTULO 19. 2019. ÓLEO SOBRE LINO 25 X 20 CM.

SIN TÍTULO 20. 2019. ÓLEO SOBRE LINO. 25 X 20 CM.
SIN TÍTULO 21. 2019. ÓLEO SOBRE LINO. 25 X 20 CM.

SIN TÍTULO 22. 2019. ÓLEO SOBRE LINO. 25 X 20 CM.

SIN TÍTULO 23, 2019. ÓLEO SOBRE MADERA. 35,5 X 28 CM.

SIN TÍTULO 24, 2019. ÓLEO SOBRE MADERA. 35,5 X 28 CM.

SIN TÍTULO 25. 2019. ÓLEO SOBRE LINO. 35,6 X 27,9 CM.

     SIN TÍTULO 32. 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

        SIN TÍTULO 37, 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

            SIN TÍTULO 38. 2019. ÓLEO SOBRE PAPEL ARCHES 300 GR. 31 X 23 CM.

SIN TÍTULO 26. 2019. ÓLEO SOBRE LINO. 35,6 X 27.9 CM.

 

               Y en el principio de todo, solo hubo forma y color. Mariana Guerrero piensa en sus pinturas como la génesis de algo completamente nuevo y que podríamos indicar que se encuentra en el límite entre la abstracción y la figuración. Al reflexionar sobre su obra expresa: “ Mientras trabajo voy descubriendo una dimensión mental, un estado de ánimo, algo que está suspendido en el medio de la pintura¨
              PULPA es el resultado de una profunda introspección, de un respiro necesario con el que la artista se lanza de lleno al pleno acto de pintar, aceptando la incertidumbre y lo imprevisible. Para esta serie donde eligió trabajar con pintura al óleo expresa “Vuelvo a trabajar con el óleo porque tiene un tiempo lento, una textura viva, un olor penetrante y dulce que queda en mi taller impregnándolo todo y que me saluda cada mañana cuando vuelvo a trabajar”. Pintar es para ella un oficio de constancia, hallazgo, satisfacción y de fluido devenir. Sus pinturas cargadas de sensualidad parten de un estado de enamoramiento, en donde Mariana se entrega a sí misma.
              A pesar de que son pinturas formalmente sintéticas a la vista en comparación con series anteriores, en esta serie el proceso se complejiza. Cada una de las obras es el producto de la adición de varias capas sucesivas de pintura con el objeto de hallar esas grandes certezas visuales. “Esa aparente simplicidad de mis pinturas, oculta un gran período de gestación. Hacer cada una fue un largo proceso intuitivo de búsqueda de formas precisas”.
             Sus colores vibran, se organizan en manchas contundentes y generosas que arrojan las formas que pronto serán cuerpos, pedazos de materia voluble, orgánica, exuberante, primitiva. La paleta de color es clave en su obra, la arma a medida haciendo dialogar cada uno de los colores y asociándolos con experiencias de los sentidos ¨Un verde oliva con unas gotas de índigo se transforma en una selva húmeda, un rosado sensual es atravesado por líneas de un humeante gris” Brotan carnosas frutas del trópico, cuerpos que no escatiman en curvas invaden el papel blanco.
            Mariana una vez oyó al pasar que la continuidad está en el ritmo, y esa frase caló hondo en la relación con su obra. Después de casi cuatro años de trabajo ininterrumpido e íntimo, tanto con la obra como con ella misma, la serie es exhibida por primera vez en ELSI DEL RIO Arte Contemporáneo. Su obra se ha asentado, la PULPA está madura.
BIO
Nació en Buenos Aires, Argentina, en 1970. Estudió música en el Conservatorio Manuel de Falla, Diseño de Interiores en la Biblioteca de Mujeres ABM y realizó una diplomatura en Bellas Artes en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Se formó en las técnicas de litografía, fotografía, fotograbado, caligrafía, dibujo y pintura.
Asistió a talleres y seminarios con Tulio de Sagastizábal (2018-2019), Eduardo Stupía (2017), Lara Marmor (2017) y Viviana Usubiaga (2017).
Realizó múltiples exhibiciones individuales entre las que se destacan: Chutohampa, openstudio con curaduría de María Lightowler, Buenos Aires, Argentina (2013); Mariana Guerrero, pintura y obra gráfica 2008 – 2012, Museo de Bellas Artes Pedro E. Martinez, Entre Ríos, Argentina (2012); Obra gráfica 2007 – 2010, Galería Centro de Edición, Buenos Aires, Argentina (2010); Fúlgida Trama, Espacio Uriarte, Buenos Aires, Argentina (2006); Fúlgida Trama, Espacio del Arte ESEADE – Philadelphia, Buenos Aires, Argentina (2006). También ha realizado exhibiciones colectivas entre las que se destacan: Páramo, Guerrero Art Station, Buenos Aires, Argentina (2015); Génesis, Guerrero Art Station, Buenos Aires, Argentina (2014); Litografía y Arte Impreso, Galería Centro de Edición, MAC, Museo de Arte Contemporáneo, Salta, Argentina (2010); Minimum, Galería Centro de Edición, Museo Marítimo, Ushuaia, Argentina (2010); Litográfica, Galería Centro de Edición, Embajada de Berlín, Berlín, Alemania (2010); Litográfica 09, Galería Centro de Edición, Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires, Argentina (2009), entre otras.
Fue convocada como curadora de Feria Puro Diseño para desarrollar y producir el espacio Paseo de las Artes durante 2010 y 2011. Su trabajo forma parte de las publicaciones Mariana Guerrero, editorial Guerrero Art Station con impresión de Latingráfica, 2013 y Stillness/Quietud, editorial Guerrero Art Sttion, 2014. Vive y trabaja en Buenos Aires.